Mind Builders el resultado de una alianza estratégica con CMS Edu, organización educativa líder en Corea del Sur en programas de educación vespertina —after school courses— y que es un factor clave en el liderazgo coreano dentro de la Prueba de Pisa, así como en la Olimpiada Mundial de Matemáticas (WMO).

En Corea del Sur, más de 27,000 estudiantes de nivel primaria, secundaria y preparatoria participan en los distintos cursos ofrecidos por CMS Edu, consolidando su formación bajo un enfoque sustentado en el poder del pensamiento.

Para ello, nuestros programas integran una metodología que propicia la generación de preguntas, haciendo uso de un ambiente de aprendizaje altamente interactivo, involucrando al alumno en el razonamiento crítico por medio de la herramienta SMILE (Stanford Mobile Inquire-based Learning Environment) desarrollada por investigadores de la Universidad de Stanford, y la cual forma parte integral de nuestro modelo educativo.

mapa mundial mind builders

 

Nuestros Maestros

Los maestros participando en el programa cumplen con los siguientes requisitos: Pasión por enseñar y trabajar con niños y adolescentes; manejo sobresaliente en matemáticas, tecnología y ciencias; dominio pleno del Inglés; Licenciatura (como mínimo) en pedagogía o en una carrera con orientación en ciencias; acreditación del Programa de Certificación para participar como instructores dentro del proyecto Mind Builders: Certification Program. Esta certificación es ofrecida y validada por la Universidad Da Vinci en conjunto con Sciences and Majeutic School Education, CMSEducation.

Conjuntamente, los maestros reciben entrenamiento en el otro elemento que forma parte del programa de Mind Builders: la plataforma para el aprendizaje SMILE (Stanford Mobile Inquire-based Learning Environment), la cual es un elemento fundamental para el desarrollo de la capacidad de plantear preguntas que propicien el aprendizaje

 

Nuestros Estudiantes

Niñas, niños y adolescentes con un potencial y talento por ser descubierto y cultivado; quienes quienes podrán explotar exponencialmente sus capacidad cognitiva a través de un modelo educativo que propicia el cuestionamiento y la resolución de problemas por medio de materiales diseñados, constantemente actualizados, y previamente probados durante 15 años de éxito en Corea del Sur.

La edad para ser parte de Mind Builders inicia a los 3 años, siendo esta la edad más recomendada para poder lograr una total inmersión inmersión que permita un óptimo desarrollo de el pensamiento inquisitivo—creativo, la base del éxito en la vida profesional. Este inicio temprano no significa que niñas y niños de mayor edad no puedan beneficiarse de este programa, por el contrario, Mind Builders ofrece una serie de programas que serán de extraordinario beneficio para estudiantes desde 3 hasta 14 años de edad.

Nuestra Orientación

Nos enfocamos en la fusión del pensamiento divergente y en el pensamiento convergente, poniendo especial atención en el potencial ilimitado que poseen los niños para aprender y conocer el mundo que los rodea. Utilizando nuestros juegos materiales educativos, y la herramienta SMILE (Stanford Mobile Inquire-based Learning Environment) desarrollada en la Universidad de Stanford, se avanza hacia el razonamiento crítico y la solución de problemas.

Recibimos niños y niñas con potencial intelectual y creativo, quienes poseen una motivación sobresaliente para convertirse en los futuros estudiantes universitarios talentosos, y en los profesionistas capaces de incorporarse exitosamente a las exigencias de un futuro altamente impredecible y dinámico.

Esto lo logramos promoviendo la imaginación, la creatividad y el pensamiento crítico a través de la aplicación de métodos innovadores orientados hacia la solución de problemas, generando resultados significativos en la transformación de nuestros estudiantes.

En esa misma línea, propiciamos el desarrollo de habilidades para pensar independientemente, y para encontrar soluciones a problemas utilizando el conocimiento científico; desafiamos a nuestros estudiantes a encontrar respuesta a sus propias preguntas, propiciando que aprendan a resolver problemas a través de la curiosidad y la confianza en las decisiones que toman. La confianza se fortalece con el auto-descubrimiento, y la curiosidad asegura que el interés en el problema a resolver no se diluya.

Filosofía Socrática:

“No puedo enseñarle nada a nadie, solo hacerlo pensar.”

 

Compartir en: