Potenciar las capacidades intelectuales de los niños, mediante una metodología enfocada en el aprendizaje de las ciencias y las matemáticas de una forma lúdica, es uno de los objetivos del programa Mind Builders, en el que se busca que los pequeños generen sus propias preguntas o dudas y ellos mismos les den solución mediante el sustento científico.

El programa, que también busca que los niños sean pensadores críticos y adquieran habilidades que difícilmente puedan ser sustituidas por la robótica o la inteligencia artificial, nació en Corea del Sur, un país que era muy similar a México en los años 50 y 60, hasta que a partir de los 70 comenzó a despegar gracias a la implementación de programas educativos para potenciar las capacidades de la población desde la infancia.

Así lo indica Jaime Chaire Huerta, director general de Mind Builders para México y Latinoamérica, quien está en Mérida por la próxima apertura de una sede del programa en la ciudad.

Mind Builders, explica, es un proyecto educativo que se realiza en un esquema de clases vespertinas, paralelas con el sistema formal de educación básica, que está orientado a potenciar las capacidades científicas y matemáticas de los niños con el fin de prepararlos para las incertidumbres del siglo XXI, a fin de hacerlos ciudadanos exitosos.

Manifiesta que en el desarrollo científico actual hay una tendencia a fusionar las ciencias con el STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

El enfoque, indica, es tratar de conjuntar el conocimiento del método científico sin tener que parcializarlo, sino verlo como un todo integrado, para poder resolver los problemas de una manera más holística, integrada, dada la complejidad en el mundo actual, en el que los problemas son multifactoriales y no se pueden diferenciar tan fácilmente.

Asegura que se debe ver cualquier área del conocimiento desde una perspectiva integral, y con esta visión es que buscan hacer que los niños sean pensadores críticos, pero que lo sustenten en el método científico para que puedan probar lo que están encontrando.

Mediante los cuatro programas que manejan, que abarcan desde los tres años de edad hasta la adolescencia (16 años), trabajan con las ideas de los niños para que ellos formulen sus propias preguntas y los van impulsando para que encuentren sus propias respuestas, y encuentren en el conocimiento científico —matemáticas, ciencia, física, química— los elementos que les ayuden a entender el porqué de lo que preguntan.

Enfatiza que para 2030, entre el 40 y 80% de los empleos que hay actualmente en los Estados Unidos habrán desaparecido, y esa será la tendencia mundial, lo grave es que quienes actualmente se preparan para estudiar una carrera en una universidad “están conduciendo el auto viendo por el retrovisor”, pues aunque el futuro es impredecible, hay tendencias que dejan ver una destrucción masiva de empleos y la construcción de nuevos empleos con otras habilidades.

Por ello quieren ofrecer a los niños un desarrollo que les permita potenciar las habilidades que difícilmente puedan ser sustituidas por la robótica o la inteligencia artificial, enseñarlos a pensar críticamente y a resolver “los enormes problemas que tenemos”, mediante una metodología lúdica y no estandarizada por edades, pues los niños avanzan en el programa según sus habilidades y capacidades cognitivas.

Estefanía Cardona Jiménez, quien junto con Marta Domínguez Menéndez de Terán, dirige la sede Mérida del programa, señala que específicamente manejan el método socrático desarrollado por CMS Edu, uno de los institutos educativos más exitosos de Corea del Sur, y el programa SMILE de desarrollado y respaldado por la Universidad de Stanford, una plataforma ya probada para la creación de preguntas a las que se busca dar respuesta de manera colectiva y colaborativa a través de una comunidad de millones de usuarios en el mundo donde cada uno de ellos aporta conocimientos basados en su área de experiencia para dar solución a inquietudes de usuarios que inician en el campo de la investigación y el pensamiento crítico.

Desde anteayer y hasta el 29 de agosto ofrecerán clases muestra de 16 a 19 horas en el Centro Renacimiento.

El 2 de septiembre iniciarán formalmente las clases, de lunes a jueves de 16 a 19 horas (dos veces por semana, sesiones de hora y media) o sábados de 8:30 a 11:30 horas.

mindbuilders merida diario yucatan

Fuente: Diario de Yucatán
https://www.yucatan.com.mx/imagen/llega-mind-builders-a-merida
Publicado el 21 de Agosto del 2019

Compartir en: